slider

miércoles, octubre 18, 2017

[Aperitivo] Mini gofres salados de boniato, con sardina ahumada, mascarpone y huevas tobiko.

Un aperitivo otoñal, cuya base es un pequeño gofre salado de boniato.  Sobre éste he colocado una quenelle de queso mascarpone, que le aporta untuosidad  al potente sabor de la sardina ahumada combinada con unas huevas tobiko. Podemos sustituir las sardinas ahumadas por unas sardinas curadas en sal, y en lugar de huevas tobiko podríamos utilizar huevas de salmón. Las posibilidades que admite este aperitivo son diversas.

Ingredientes

  • 150 gr. de harina
  • 1 huevo
  • 250 ml de leche
  • 45 gr de mantequilla
  • 1 boniato
  • 1 cucharadita de levadura Royal
  • ½ cucharadita de sal
  • una pizca de pimienta
  • lomos de sardina ahumada
  • 100 g de mascarpone
  • flores comestibles
  • huevas tobiko (de pez volador)

Elaboración

Asamos un boniato al horno envuelto en papel de plata, durante 40 minutos a 180º (dependerá del tamaño del boniato), hasta que esté blando. Dejamos templar, extraemos la carne del boniato y reservamos.
Disponemos un cazo al fuego con la leche y la mantequilla, en cuanto la mantequilla se ha fundido retiramos el cazo del fuego, dejamos templar  y reservamos.
En un bol introducimos la harina, la levadura, la sal, pimienta  y el huevo, mezclamos bien. Añadimos la leche con la mantequilla. Batimos bien  hasta obtener una masa  lisa y homogénea. Finalmente  añadimos la el boniato. Con ayuda de minipimer trituramos bien. Hemos de obtener una masa no demasiado ligera.

Ponemos a calentar la gofrera, en mi caso he utilizado una que va directamente al fuego. Pintamos con mantequilla y echamos una cucharada de la masa de gofre en el centro (si queremos hacer mini gofres, tan solo deberemos colocar una pequeña dosis de  la masa en el centro, dejando el resto vacío). y Cerramos la gofrera, dejamos al fuego 2-3 minutos por lado, a fuego medio-alto, hasta que esté ligeramente dorado.
Retiramos el gofre y dejamos templar sobre una rejilla. Procedemos del mismo modo elaborar todos los mini gofres.

Cortamos los lomos de sardina ahumada. Reservamos.
Montamos el plato, para ello disponemos en la base del plato un mini gofre de boniato salado, sobre éste formamos una quenelle con queso mascarpone, depositamos un lomo de sardina ahumada, y una cucharadita de huevas tobiko. Decoramos con el pétalo de una flor comestible.


miércoles, octubre 11, 2017

[ SNACK ] Tapioca crujiente con polvo de pulpo seco



Este es un snack que he elaborado hirviendo previamente la tapioca, para  deshidratarla posteriormente en el horno durante 4 horas, así se obtiene una base que al freírla se hincha, “sufla”, creando estas originales chips hiper crujientes de tapioca. El sabor del snack se lo he proporcionado con un polvo de pulpo seco totalmente natural y con un sorprendente sabor. Un snak adictivo!



Ingredientes:


50 g de tapioca
300 ml de agua
sal
aceite
polvo de pulpo ( lo que adquirido de Mare Siccus, se puede encontrar pinchando aquí)


Elaboración:

En un cazo disponemos las perlas de tapioca junto con el agua y lo llevar a ebullición  durante 20 minutos. Las perlas de tapioca han de quedar transparentes. Transcurrido este tiempo, con ayuda de un colador, colamos la tapioca y bajo un chorro de agua fría la refrescamos. Cuando están bien limpia, la escurrimos y la disponemos en una bandeja al horno sobre papel sulfurizado, extendiendo bien las perlas de tapioca hervida con ayuda de una espátula. Hemos de conseguir una capa, lo más fina posible.

Deshidratamos en el horno a 80º durante 4 horas.
Transcurrido el tiempo, extraemos del horno. La tapioca habrá quedado en una lámina seca y traslucida. Cortamos con las manos pequeños trocitos.
Ponemos a calentar abundante aceite en un cazo y cuando esté humeante, a elevada temperatura, dejamos caer los trozos de la lámina de tapioca y en apenas 5 segundo veremos cómo se hinchan. Extraemos con ayuda de una escurridera, les damos el punto de sal y espolvoreamos con pulpo en polvo.

viernes, septiembre 29, 2017

Caballa con mango sobre crujiente de alga nori y salsa de cacahuete, mirin y soja

Un bocado de contrastes, la frescura y dulzor del mango, el intenso sabor de la caballa y la textura crujiente de un alga nori en tempura de arroz. Todo aderezado con una salsa elaborada con una  base de cacahuete, mirin y soja. Para comerlo tan solo debemos cogerlo con las manos y tomarlo a modo de “taco”

 
Ingredientes

unos lomos de caballa, sin espinas
un mango
piel de una lima
50g  de pasta  de cacahuete
una cucharada de mirin
una cucharada de salsa de soja
unas gotas de lima
sal
aceite
alga nori
50 g de harina de arroz
una pizca de levadura
agua muy fría
flores comestibles


 Elaboración

Cortamos y salamos los filetes de caballa y los marcamos en una sarten con un hilo de aceite, tan solo por el lado que no tiene piel.Reservamos.
Pelamos el mango  y cortamos en láminas  finas del mismo tamaño  que los filetes de caballa. Reservamos.
Preparamos la salsa, para ello calentamos la pasta de cacahuete, cuando empiece a fundirse retiramos de fuego y la mezclamos en un bowl junto al mirin, la soja, unas gotas de zumo de lima, le damos un punto de salsa (y en su cazo de azúcar) y ponemos en un biberón para salsear.

Montamos el plato, para ello depositamos, de forma alternada, una lámina de caballa y una de mango, siguiendo el dibujo del lomo del pescado. Rallamos sobre éste el piel de lima.
Depositamos pequeñas gotas de la salsa que hemos preparado para condimentar. Finalmente decoramos con flores comestibles y trozos de lima.