domingo, noviembre 06, 2016

Boniato asado con el punto de sal, tzatziki con aceite infusionado en romero, granada y albahaca.

Un primer plato, con sabor a otoño, colorido, sabroso  y con un ligero contraste dulce/salado, caliente/refrescante. Como el otoño y sus contrastes, contrastes en el color de las hojas de los árboles  en esta estación, de múltiples colores, desde el verde, al amarillo, naranja y marrón; y esos días casi estivales en  los que el sol nos hace despojarnos de las chaquetas, y los días lluviosos en los que tan sólo nos apetece cubrirnos y retener el calor. Estación de contrastes y plato de contrastes.
Este es un primer plato con el empezar una comida, sencillo pero no por ello menos delicioso. El boniato asado mantiene todavía su calor al montarse el plato, lo aderezamos con sal y aceite, me encanta el boniato con sal desde bien pequeña, y en esta ocasión lo he aderezado con un tzaziki de yogur y aceite infusionado en romero, unos granos refrescante de granada, pimienta recién molida y albahaca fresca.


Ingredientes:

  • Un boniato
  • 1/2 granada
  • Un yogur griego
  • El zumo de ¼ de limón
  • Aceite de oliva.
  • Pimienta
  • Romero fresco
  • Albahaca fresca

*en esta receta, para elaborar el Tzatziki he omitido el ajo, para su sabor no eclipsara el resto de ingredientes.


Elaboración:

Asamos el boniato durante  1  hora y ¼ , dependiendo del tamaño del boniato, a 200º, con el horno precalentado, teniendo la precaución de ir dándole la vuelta cada 15 minutos.
Desgranamos la granada, para ello tan solo debemos cortar la granada por la mitad y golpear su piel con la maza de un mortero, veremos como de este modo los granos de la granada se desprender fácilmente. Reservamos.
Ponemos  a calentar en un cazo el aceite de oliva, que su temperatura  no sobrepase de 40º. Retiramos del fuego e infusionamos  unas ramas de romero fresco hasta que el aceite se haya enfriado por completo. Colamos y reservamos.
Para preparar este tzatizi mezclamos, con un tenedor, un yogur griego, una pizca de sal, el zumo de limón y finalmente añadimos  el aceite de romero. Reservamos.
Montamos el plato, para ello cortamos el boniato longitudinalmente. Con un tenedor chafamos la pulpa con una pizca de sal. Aderezamos con el tzatziki de aceite de romero. Esparcimos unos granos de granada, unas hojas de albahaca fresca y pimienta molida.



12 comentarios:

  1. Que interesante combinación de sabores, de los que me gustan dulces y salados
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Que buena pinta, es colorido ya atrae por si solo. Si además pudiéramos oler el plato, seguro que estábamos todos babeando a este lado de la pantalla. Me encanta la idea.
    Feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que el colorido es muy atractivo :) un beso

      Eliminar
  3. La verdad que se ve con un color tan bonito que ya dan ganas de comérselo. Me parece una original y atrevida combinación, que tendré que probar, por la curiosidad que tengo.
    Un beso desde http://paprikaenlacocina.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Me gusta la idea de conbinar diferentes sabores !!! tiene que estar buenísimo...la pinta es espectacular!

    ResponderEliminar
  5. Una pasada, súper delicioso, ideal para estos tiempos en los que el cuerpo necesita calor!

    Un abrazo fuerte y mucha buena vibra!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mayte, un beso grande, me alegro mucho que te gustara la receta.

      Eliminar
  6. se muy rico¡¡¡¡ me encanta la receta.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar